Apps y dispositivos para dormir mejor

Nuevos sistemas ayudan a medir la calidad del sueño y adoptar medidas para mejorarla

Uno de los terrenos en donde la tecnología móvil ha tenido más impacto es, sin duda, el de la salud. En un primer lugar llegaron los dispositivos que medían la actividad deportiva. En una segunda etapa entraron las aplicaciones y, además de por el ejercicio físico, los usuarios empezaron a preocuparse por el sueño ¿He dormido bien? ¿Cuántas horas? ¿Cuáles en fase REM? Toda esa información está ahora incluida en la mayor parte de los wearables del mercado.

Pero, ¿puede realmente una aplicación o dispositivo ayudarnos a mejorar la calidad del sueño? La respuesta es la misma que puede derivarse de la actividad deportiva: los wearables han demostrado ya su eficacia al incentivar la actividad deportiva apabullando al usuario con datos, y otro tanto puede decirse del sueño. Estas aplicaciones y equipos hacen que dormir sea una actividad más a la que se preste atención, y con ella, se mejoren los resultados.

Las aplicaciones

Tal vez sea la manera más económica y sencilla de comenzar a considerar la importancia del sueño y medir las horas que le dedicamos al día, y su calidad. La ventaja de las aplicaciones reside en que no requieren llevar ningún dispositivo encima y el desembolso económico únicamente se ciñe a la compra de la app. La contrapartida es que deberemos colocar el móvil bajo la almohada mientras dormimos. Estas son algunas de las aplicaciones más destacadas:

SleepCycle (Android/iOS): Se trata de una de las aplicaciones más célebres en lo que respecta a la medición del sueño e incorpora dos formas de medición, una empleando el acelerómetro del móvil, y otra, usando el micrófono. La opción más precisa es la primera, en la que se coloca el móvil bajo la almohada y el acelerómetro mide los movimientos del cuerpo durante el sueño. El empleo del micrófono resulta más cómodo, pero para su precisión es necesario ubicar el móvil correctamente y no queda claro cómo funciona cuando son dos personas las que comparten cama. La aplicación cuenta, además, con un sistema de alarma inteligente que nos despertará en la fase de sueño más ligero dentro de un margen dado.

SleepBot (Android/iOS): El funcionamiento de esta aplicación es muy similar al de SleepCycle pero juega a su favor con una activación mucho más intuitiva (basta con tocar un solo botón para iniciar el seguimiento). Por otro lado, la app cuenta con una función muy interesante para los que realmente tengan problemas de sueño: la grabación del sonido durante la noche, lo que permite comprobar si hay ronquidos o algún ruido externo (el ladrido de perros, por ejemplo) que están saboteando nuestras noches. Al igual que con la app anterior, SleepBot cuenta con un sistema de alarma inteligente que nos despierta en el momento idóneo y ofrece toda serie de gráficas en las que podremos conocer el detalle de nuestro sueño y su evolución a lo largo del tiempo.

Sleep as Android (Android): Es posiblemente la aplicación más sofisticada y completa de las existentes, pero se encuentra únicamente disponible en el ecosistema de la plataforma móvil de Google. Esta app va mucho más allá de hacer un seguimiento de las fases de sueño gracias al movimiento y despertarnos en el momento de sueño más ligero, sino que incorpora funciones adicionales como un detector de ronquidos (con chasquido para evitarlos incorporado) o incluso nos canta nanas o nos permite contar ovejitas para conciliar el sueño. Se trata, en realidad, de unas pocas de las múltiples posibilidades que ofrece esta aplicación. Sin embargo, en su profundidad puede estar precisamente su mayor enemigo, ya que son muchos los usuarios que simplemente quieren ver cómo es el sueño sin grandes complicaciones.

Los dispositivos

Si las apps se aprovechaban del móvil para medir la calidad del sueño, pero obligándonos a colocarlo bajo la almohada (algo que no todo el mundo quiere hacer), los dispositivos simplemente nos acompañan durante la noche sin necesidad de hacer gestos extraños y con gran precisión en la medición.

Fitbit Blaze: Es el último en llegar y, posiblemente, el más preciso e interesante en este terreno. Fitbit es el mayor fabricante de dispositivos de seguimiento deportivo del mundo, y en su última evolución, la firma ha querido adentrarse en el terreno de los relojes inteligentes… aunque no exactamente. El Blaze esconde bajo su apariencia de reloj todo un complejo sistema de seguimiento de nuestra actividad, sueño incluido, sin que el usuario tenga que hacer nada especial más que llevarlo. En lo que nos ocupa, Blaze ahorra a su poseedor un incómodo paso que el resto de gadgets y apps requieren: el comienzo de la monitorización. El reloj cuenta con un sistema automático que detecta cuando nos acostamos y comienza el seguimiento sin intervención del usuario. Al igual que las apps presentadas antes, el dispositivo cuenta con un sistema de alarma inteligente (y silenciosa) que nos despierta en el momento adecuado. Se puede adquirir a un precio de poco menos de 230 euros.

Apple Watch: Aunque no es ,desde luego, una de sus funciones más destacadas, el popular dispositivo de la firma de Cupertino cuenta con cada vez más adeptos entre los que miden la actividad nocturna. En realidad, el reloj cuenta con todos los sensores necesarios para poder efectuar una medición precisa de nuestro sueño (movimiento y pulsaciones), y ahora ya hay aplicaciones que miden de forma autónoma, sin necesidad de estar conectadas al iPhone, que cumplen este cometido. El único inconveniente es que la duración de la batería del equipo obliga a buscar un hueco de carga antes de acostarse, algo que tampoco tiene que ser un problema dada la velocidad de carga del dispositivo. El Apple Watch se comercializa a partir de 369 euros, aunque la firma californiana ha reducido el precio en Estados Unidos a los 299 dólares para el modelo base.

Withings Aura: Los que quieran una apuesta dedicada para el estudio de la calidad del sueño y despertarse en condiciones, encontrarán una buena alternativa en Aura, una lámpara inteligente que juega con la luminosidad y los colores para presentar la mejor forma de acostarse y despertarse empleando lo más natural para ello: la luz ¿Y el seguimiento? La firma ofrece un sensor que se ubica de forma fija bajo el colchón y que en conexión con el móvil, se encarga de registrar todos los movimientos durante la noche para que luego cada uno gestione, con toda esta avalancha de datos, la mejor manera de acostarse y disfrutar de un sueño saludable. Withings comercializa el kit compuesto por lámpara más el sensor por un precio de 299,95 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

BG MOBILE 2.0 S.L. utiliza cookies para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web, captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y analizar sus datos de navegación. Si usted continúa visitando nuestro sitio web, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información sobre nuestra Política de Cookies clique aquí..Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies