La clave está en la comunicación

Seguridad, protección y bienestar

4/03/2020

Los más jóvenes dedican cada vez más tiempo a sus actividades online, y no pasa un día sin que se escuchen advertencias que relacionan el uso de dispositivos móviles y de las redes sociales con la salud mental de estos usuarios. Sin embargo, un nuevo estudio de investigación de la ACAMH publicado por The Journal of Child Psychology and Psychiatry, plantea dudas sobre la metodología que subyace tras estas afirmaciones, y proclama que las investigaciones más recientes y rigurosas no han encontrado una asociación significativa que permita establecer con seguridad una relación de causa y efecto entre el uso diario de las tecnologías digitales y el bienestar de los adolescentes.

El estudio, que lleva por título Adolescent mental health in the digital age: facts, fears, and future directions, (Salud mental de los adolescentes en la era digital: hechos, miedos y direcciones futuras) confirma que la tecnología ha traído consigo una disrupción sin precedentes en los hábitos de los adolescentes: desde el ocio a la manera de comunicarse entre ellos o conectarse con el resto del mundo. La revolución tecnológica ha tenido un impacto especialmente acelerado en los más jóvenes dado que los dispositivos digitales son especialmente atractivos en una fase del desarrollo en la que se intensifica la búsqueda de novedades y la necesidad de pertenencia y aprobación social.

Restringir el uso no es la solución

Dada la velocidad a la que se han producido estos cambios en la última década, muchas de las investigaciones científicas realizadas hasta ahora se han basado en evidencias poco rigurosas, según afirma el estudio de ACAMH, y han dado pie a manifestaciones alarmistas y poco fundamentadas sobre la relación entre el uso de las tecnologías digitales y los perjuicios relativos a la salud mental de los menores.

Los autores del artículo reconocen que estas tecnologías son una realidad y que, a falta de datos fiables, sería contraproducente restringir el uso de herramientas que son también una fuente de apoyo y reconocimiento social y que, además, pueden ayudar a los niños a desarrollar las habilidades digitales que necesitarán para su vida personal y laboral en el futuro. Cuando se trata de la salud mental de los más jóvenes, afirman los autores del informe, resulta más urgente centrarse en poder comunicarse con ellos en los momentos de crisis.

 

Texto: agencia
Imagen de portada: shutterstock

Fuente: https://www.internetseguro.vodafone.es/#!/zoom/la-clave-esta-en-la-comunicacion/b3cdd93b8fde4ba874a3619f2c0fc2f5?galleryOpened=true

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

BG MOBILE 2.0 S.L. utiliza cookies para facilitar su experiencia como usuario, captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y analizar sus datos de navegación. Si usted continúa visitando nuestro sitio web, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información consulta nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies