Lo que las marcas pueden aprender del movimiento #Metoo

En el Día Internacional de la Mujer es imposible no hablar del movimiento masivo #Metoo: un fenómeno viral que nació en Hollywood en el que mujeres (generalmente, pero no solo) denuncian el abuso o acoso sexual que han sufrido. No se trata de un movimiento que solo haya afectado a celebrities americanas: es algo que nos ha impactado a nivel cotidiano y ha hecho que nos demos cuenta de que prácticamente todas las mujeres hemos tenido incidentes de mayor o menor gravedad, en los que nos hemos sentido vulnerables o no respetadas.

Lo que las marcas pueden aprender del movimiento #Metoo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El objetivo de este artículo no es el de analizar el movimiento #Metoo, que por supuesto recalca un problema social muy grande de igualdad entre géneros y que hay que revindicar. Lo que pretendo es analizar el porqué de estos fenómenos y las repercusiones de éstas. 

Pensemos que a raíz de este fenómeno ha caído el intocable Harvey Weinstein, que llevaba décadas abusando de su poder. ¿Pero por qué ha caído justo ahora?

Desde la perspectiva del Marketing nace una teoría muy interesante: estamos entrando en la era de los Glass Box Brands, las marcas de caja de cristal.  La teoría expuesta en detalle por Trend Watching argumenta que las marcas ya no tienen control sobre la imagen que tienen los consumidores de ellas. Y es que en la era digital se ven hasta las entrañas de una empresa, le guste o no a los directivos de dichas compañías.

En los años 90 las marcas eran Black Box Brand: cajas opacas donde cada marca decidía qué proyectar en las caras de la caja que configuran su imagen, es decir, tenían control sobre lo que los demás pensaban de ellos. Llevado al caso Harvey Weinstein, él pudo proyectar la imagen de persona poderosa y profesional, ocultando sus comportamientos delictivos y abusivos.

¿Por qué ahora? ¿Qué ha cambiado para que las marcas hayan pasado de cajas opacas a cajas de cristal? Se debe a tres factores principalmente:

1Indudablemente las nuevas tecnologías, especialmente las redes sociales, han empoderado a las personas de a pie, le han dado voz. Ya no es necesario tener mucho dinero para contratar a un poderoso abogado para denunciar alguna injusticia y enfrentarse a una gran entidad o corporación.

2A esto se añade que los consumidores nos hemos vuelto menos inocentes, conocemos las dinámicas de Marketing y relaciones públicas, y además cuestionamos a las entidades y personas poderosas.

3Por último y quizás más trascendental, hay un cambio importante en la escala de valores de los consumidores, en lo que piden a las marcas y los aspectos que admiran de una empresa. Cada vez más se valoran las marcas genuinas, las que en sus entrañas vemos que tratan bien a sus empleados, que tienen iniciativas sociales que intentan mejorar la vida de los demás.

Y por cerrar el círculo, en el Día Internacional de la Mujer, los consumidores valoramos las marcas y empresas que apoyan a las mujeres, las que tienen un trato equitativo hacia ellas, que tienen una política salarial equitativa y apoyan a las mujeres en su carrera profesional.


Fuente: http://blog.ipsos-online.es/lo-que-las-marcas-pueden-aprender-del-movimiento-metoo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

BG MOBILE 2.0 S.L. utiliza cookies para facilitar su experiencia como usuario, captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y analizar sus datos de navegación. Si usted continúa visitando nuestro sitio web, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información consulta nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies