93 729 90 39 bggroup@bggroup.es
www.bggroup.es

Meizu 15 reta al resto de marcas chinas batiendo varios récords

El nuevo ‘smartphone’ incorpora el sensor de huellas más pequeño y rápido del mundo, cuenta con los biseles laterales más finos, y es de los más ligeros para su tamaño.

“Hace una década, fuimos la primera marca china que fabricó un smartphone. Después de haber logrado demostrar con nuestros reproductores de MP3 que el ‘Made in China’ no tiene por qué ser sinónimo de malo, fuimos valientes y dimos el gran salto con el M8. Luego fuimos pioneros en la adopción de un sensor de huellas dactilares en el MX4 Pro, y volvimos a serlo hace dos años al curvar las antenas en el cuerpo metálico del PRO6”. Así de orgulloso resumió anoche Jeffrey Yang, vicepresidente de Meizu, los 15 años de trayectoria de la marca.

No obstante, más adelante reconoció que ahora se encuentra en la encrucijada. “Estamos pensando mucho cómo tenemos que posicionarnos. Si debemos seguir apostando por innovar en tecnología o si debemos centrarnos en competir en precio. El mercado está muy saturado y demasiado polarizado”, contó antes de evidenciar que Meizu ha optado un camino intermedio. Porque si Yang estaba sobre el escenario del Centro Internacional de Convenciones de Internet de la ciudad de Wuzhen era para dar la respuesta con el teléfono móvil que conmemora el 15 aniversario de la empresa: el Meizu 15.

Había mucha expectación y las filtraciones hacían pensar que seguiría la estela que han marcado el Xiaomi Mix y el iPhone X, con una pantalla sin apenas marcos en los extremos superior e inferior. Sin embargo, aunque Meizu ha reducido considerablemente los marcos, ha preferido centrarse en otros aspectos y no dejarse llevar por la tendencia actual. Eso sí, lo hace batiendo algunos récords. Por ejemplo, el botón háptico se mantiene en el panel frontal y su sensor de huellas dactilares es el más pequeño y el más rápido del mundo. “Solo tarda 0,08 segundos en desbloquear el terminal y tiene una eficacia del 99%”. El 15 también cuenta con los biseles laterales más estrechos, con menos de un milímetro de grosor, y es uno de los móviles más ligeros en su tamaño: tiene una pantalla 2K de 5,46 pulgadas y solo pesa 152 gramos.

“Lo hemos logrado utilizando una nueva aleación de dos capas: una es de aluminio, y otra es de acero inoxidable de grado espacial, como el utilizado en el iPhone X”, explicó Yang. “Luego, cada color tiene un acabado diferente. Con el negro hemos logrado una textura que está entre el cristal y el metal, mientras que con el blanco hemos añadido una capa cerámica sobre el metal, y con el dorado el pulido se ha hecho con oro de 18 quilates”, expuso el vicepresidente de Meizu.

Entre las características que destacan de la familia 15 -que llega en tres tamaños: el M15 económico; el 15 a secas, y el 15 Plus con una pantalla de 5,95 pulgadas- está el sonido envolvente que proporcionan sus altavoces estéreo, el auricular resistente al polvo y con luz para las notificaciones, y una interesante gama de procesadores. El M15 incorpora el Qualcomm Snapdragon 626, el 15 adopta el Snapdragon 660, y el 15 Plus se pasa a Samsung y coge prestado el chip del S8, el Exynos 8895, con una frecuencia máxima de 2,5 Ghz. “Somos una empresa particular porque trabajamos con Mediatek, con Samsung, y ahora también con Qualcomm”, apuntó Yang, que no mencionó el pleito que el año pasado le enfrentó al fabricante estadounidense.

Meizu también trabaja con Sony para la cámara dual del 15. Y es uno de sus puntos fuertes. “Es la mejor que he visto en un móvil”, aseguró el fotógrafo de National Geographic Michael Yamashita, que recibió el encargo de viajar a Tíbet con el 15 para hacer fotografías. “Cumple con los requisitos que le exijo: rapidez, y versatilidad. Sobre todo lo último, porque cuenta con un zoom de dos aumentos que se puede aumentar digitalmente a 3 aumentos sin perder calidad”.

El sensor que monta el 15 es el mismo que el del Huawei P20, el Sony IMX380, y entre sus características destaca el tamaño, ya que cuenta con píxeles de 1,55 micras. Eso permite recibir mayor cantidad de luz, y, por lo tanto, ofrecer mejores resultados cuando esta escasea. Además, Meizu ha optado por añadir un sistema de estabilización óptico de cuatro ejes, que permite hacer tomas todavía más nítidas. Como no podía ser de otra forma, también ha incluido el sistema de inteligencia artificial que aplica filtros de belleza de forma automática teniendo en cuenta diferentes variables, entre ellas el género, el tono de la piel, las imperfecciones de la misma, etc…

Los auriculares Meizu Halo incorporan un láser para iluminar el cable al ritmo de la música que escucha el usuario.

Los auriculares Meizu Halo incorporan un láser para iluminar el cable al ritmo de la música que escucha el usuario.

“El objetivo es mejorar la apariencia sin que el sujeto parezca un robot”, afirmó Yang entre las carcajadas de un público que pasó a la ovación al conocer que la cámara de los ‘selfis’ cuenta con un sensor de 20 megapíxeles. Más atractivo le resultó aún el precio: 1.699 yuanes -215 euros- en el caso del M15 con 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento; 2.499 yuanes -320 euros- por el 15 con la misma configuración; y 2.999 yuanes -380 euros- por el 15 plus con 6GB de RAM y 64GB de memoria interna. Los precios que tendrán en España no se han dado a conocer, pero generalmente suelen superar a los de China en unos 100 euros.

Meizu quería celebrar por todo lo alto su 15 cumpleaños y aprovechó para dar otras dos campanadas. Primero emocionó a los más jóvenes con sus nuevos auriculares Halo, que utilizan un haz láser para iluminar el cable que los une entre sí -funcionan por Bluetooth- con destellos al ritmo de la música que escucha el usuario. “Nuestro objetivo era que otros viesen la música que escuchas”, justificó Yang pasadas ya las diez de la noche. Habrá dos modelos, uno con láser rojo y otro azul, pero solo se comercializarán 10.000 unidades de cada uno -con un precio de 999 yuanes, 130 euros al cambio-.

Más fácil de encontrar será la segunda pareja de auriculares, la respuesta de Meizu a los AirPods de Apple. “Hemos conseguido hacerlos mucho más pequeños y solo pesan 5,85 gramos cada uno”, dijo Yang. Además, se pueden cargar con una base inalámbrica mientras están guardados en su estuche y son resistentes a salpicaduras -IP65-. Su precio, 499 yuanes, unos 60 euros. “No vamos a dejar de hacer todo lo posible por llevar al público la mejor tecnología a un precio razonable”, sentenció Yang, que para lograr el aplauso de los cientos de asistentes al acto comparó el precio de sus nuevos móviles con de otros de la competencia que incorporan los mismos componentes. Llegará a España en mayo.


Fuente: https://elpais.com/tecnologia/2018/04/23/actualidad/1524469713_871376.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *