Robots para ayudar a niños con autismo a desarrollar habilidades sociales

Si la tecnología es capaz de mejorar nuestras condiciones de vida y ponernos en la boca una sonrisa, mejor que mejor. Eso lo descubrieron hace tiempo varios grupos de expertos de todo el mundo que apuestan por los robots como herramienta para mejorar las destrezas sociales de niños con autismo. Sus proyectos, junto a otros como el desarrollo de aplicaciones móviles, arrojan esperanza para mejorar la vida de estos pequeños y sus familias.

Los vínculos entre robots y niños ya han sido estudiados en las universidades. En 2013, investigadores de la Universidad Nacional de Singapur concluyeron que los androides son perfectos para las terapias con niños porque resulta más fácil interactuar con ellos que con otro ser humano y se pueden programar para repetir tareas o adaptarse a las necesidades concretas de cada uno. De acuerdo al estudio, el robot es capaz de tomar el rol de alguien amistoso, algo que a los humanos les cuesta interpretar.

En la Universidad de Pisa (Italia) quedó demostrado que los niños no rechazan el contacto con ellos. Un robot de apariencia femenina conquistó a 20 niños con autismo que participaron en un experimento para aprender a reconocer emociones. En él un médico, a través de un programa de ordenador, diseña la expresión facial que el robot debe mostrar; así puede aprender lo que es la tristeza o la felicidad con diversos tipos de ojos o de sonrisas, respectivamente.

Según Daniele Mazei, uno de los investigadores, se eligió una figura femenina “porque las terapeutas suelen serlo y porque la relación con la figura materna facilita la aceptación del niño de la máquina”. Aún faltan por pulir detalles, como más expresiones faciales y que los movimientos de los elementos del rostro sean más dinámicos, pero la experiencia promete.

Robot Rene

Otro de estos robots cuidadores viene de Croacia. Rene es originario de la Universidad de Zagreb y está equipado con un micrófono, altavoces y una cámara. Según investigadores del centro, es capaz de diagnosticar la enfermedad tras registrar la voz del niño y observar cómo establece contacto visual con su entorno.

La principal intención es que el robot y los médicos trabajen en conjunto tras crear un protocolo específico para ello, según explicó Maja Cepanec, responsable del proyecto. Para ayudarlos en el diagnóstico, Rene produce estímulos simples y repetitivos, con el fin de que el niño preste atención.

ROBOTS MÁS BARATOS DESDE SEVILLA

En España también se está apostando por la robótica para mejorar las condiciones de estos niños. Bernardo Ronquillo, un ingeniero sevillano, ha desarrollado un prototipo que ha sido seleccionado por Finodex, una aceleradora de empresas con dinero de la Comisión Europea. El robot tiene voz natural y una pantalla táctil, así como capacidad para ver.

Si todo va bien, el prototipo estará preparado para finales de año, después de que varios expertos lo examinen. Su diseñador destaca el precio: “Uno de los objetivos es que este robot sea asequible para las familias de modo que su coste sea una décima parte de lo que hoy en día suponen robots similares”.

Los autómatas se suman así a otras tecnologías que se están empleando para tratar a pacientes menores. Detrás de algunas hay una historia emocionante. Es el caso deAutcraft, un videojuego inspirado en Minecraft creado por el padre de un niño con autismo para que su pequeño y otros como él empiecen a hacer amigos de forma virtual.

Robot Rene2

Y hacemos la última parada de este viaje en la sede de la capitalidad mundial del móvil, Barcelona, ciudad que ha visto nacer dos apps que se alían con padres y cuidadores para mejorar la formación de los niños: iSecuencias y AbaPlanet, creadas por la Fundación Planeta Imaginario.

La primera consta de muchísimos ejercicios con los que los niños aprenden los elementos básicos del lenguaje o a reparar en las emociones. La segunda surge tras el éxito de la primera y avanza en los contenidos estudiados: las formas de los objetos, el vocabulario de la ropa o la comida… Después de los juegos, ¿ha llegado la hora de los robots?

Un artículo de José Manuel Blanco para Mobile World Capital Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

BG MOBILE 2.0 S.L. utiliza cookies para facilitar su experiencia como usuario, captar datos estadísticos, mejorar nuestros servicios y analizar sus datos de navegación. Si usted continúa visitando nuestro sitio web, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Para más información consulta nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies